Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

SAN VALENTÍN DE 1986…

La luz no entra por mi ventana. Apenas un efímero rayo ilumina mi desaliento; todo es gris y frío en mi noche eterna. Más la oscuridad de la celda no me impide escribirte, amor mío, apenas pienso en ti todo se ilumina,el resplandor llena la estancia y parece que todo tiene otro color, que misSigue leyendo «SAN VALENTÍN DE 1986…»

Anuncio publicitario