Dan, triste y solitario, hundido en el vacío, con un poder que él no sabe comprender…….

Érase una vez Daniel, un joven cargado de sueños pero a la vez muy niño…siempre desconfiado de sí mismo, con una mente en decadencia, cayendo, cayendo….un noble corazón cargado de odio hacia sí mismo y hacía toda clase de poder…a pesar de todo Daniel no deja de soñar con ser una persona divertida y rodeada de amigos.

Necesitaba algo con lo que vencer la oscuridad, una linterna que iluminara su vida, un objeto rebelde que se impusiera a su negrura porque estaba dispuesto a superar su pasado, aunque para lograrlo necesitara un impulso de valentía.

Fue en búsqueda de esa paz que necesitaba, de eso que le hiciese sentir bien consigo mismo, para dejar de odiarse.

Desplomó ése sentimiento en un instante cuándo volvió a cantar. Se había olvidado de que siendo niño su meta era ser cantante, y de que además se le daba muy bien.

Fue entonces al monte de al lado de su casa y cantó a todo pulmón.

Decidió hacerse el mismo regalo cada día, y cantar.

Sabía que éso le haría bien.

Uno de esos días se quedó afónico y volvió a sentirse vacío.

Sin saberlo ése acontecimiento fue un maravilloso aprendizaje para superar cualquier bache que encontrara en su camino.

Se despertó sonriendo………

Publicado por allendan1313

Aprendiz de escritora...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: